martes, 22 de julio de 2008

La Cucaña


Ando aquí sentado comiendo avellanas verdes junto a la primera zapata del puente, esperando el encuentro con el tiempo perdido, veo correr mi vida por el palo de la cucaña, a veces el sebo turquesa me resbala y el Padre Betis me acoge en sus aguas antes de tiempo, allá van mis ilusiones buscando de nuevo la bandera y de pronto cuando mis manos casi la rozan pierden pie, y no la consigo...
Nuevo intento y ahí, por fin está la bandera de mi vida en mi poder, pero de todas las maneras siempre me esperan las aguas...
Cuantas ilusiones caeran a ese río, donde hoy al atardecer volveran a correr nuestras ilusiones por el palo de la cucaña...
Siempre vuelve a correr mi vida, en estos días señalaitos, por el palo de la cucaña de la Velá de Santa Ana.

4 comentarios:

Canónigo Alberico dijo...

y ese oló a quema de rastrojos a pie de rio, y esos mosquitos de iberia, y los tanques fresquitos del balado, y las noches en vela sufriendo las inclemencias del alcohol, y mis sueños recogidos en una sonrisa en calle larga, aunque mis ancestros son de Triana, yo me crié enfrente donde el numero 13 y el ruido de las mulillas, pero que me gusta tu barrio, es más a veces cuando me siento depre me lo cruzó de punta a punta para ver a nuestra chiquitita y entre Ella y el barrio, son como un bálsamo para las heridas del alma.

el aguaó dijo...

La Velá de Santa Ana ha evolucionado, como todo en el mundo. Todo cambia y se renueva, pero lo importante es no perder la esencia. Por mucha evolución y vanguardia, la esencia debe quedar intacta. Y en este caso, en la Velá de Santa Ana, creo que se cumple. Sigue teniendo su esencia.

Un abrazo amigo Pepe Luis.

Lacava dijo...

Ay, TRIANA...

Sevilla de Arte dijo...

como recuerdo aquel barco de la cucaña aquellas escaleras llenas de verdinas del rio, aquellas tardes de vela al mediodia ver como esos chavales se tiraban de aquel famoso barco, y no el cutre barco que tenemos ahora que no es ni barco, desde luego como dice una sevillana de los cantores de hispalis se perdieron tantas cosas....