viernes, 6 de marzo de 2009

Primer viernes de marzo


Y te buscaremos Señor, en esta tarde de marzo, cuando por cualquier esquina sintamos tu presencia, de pies desnudos, que nos abren la puerta de par en par a la nueva vida que desde hoy estrenamos.
Te buscaremos, tras un compás que tanto sabe de fervorines y de charlas de primitivos y te reencontraremos Cautivo y Rescatado, descubriendo nuevas devociones que arrancan de esta tan antigua de San Ildelfonso y de la que quedaremos eternamente cautivos en los nuevos arrabales.
Y será, que saldrás a nuestro encuentro, Misericordia Señor para nuestros Dolores, por las calles donde habita la leyenda y será cierto que te volveremos a ver, como nosotros hoy, ultrajado y abofeteado por las circunstancias de la vida.
Hoy sentiremos de nuevo la luz a la que nacimos, desnudos de la vergüenza que nos vistió con los años y querremos volver a la inocencia perdida, esa que que ya nos advierte reflejada en ese rayo dorado que se posa en lo más alto de la cúpula de San Pedro mientras nuestra vida se crucifica esta tarde en el calvario infinito del Aljarafe de donde habrá de resurgir y se hará de nuevo verdad aquello que dijera el poeta, porque ya se ve al Nazareno que se aproxima en la vira de oro de esta tarde de marzo.
(Fotografía: http://lasevillacofrade.blogspot.com/)

2 comentarios:

Josema dijo...

Iyo no me habías dicho que tenías un blog, me he tenido que enterar por Arte Sacro.
Muchas felicidades.
Por cierto, muy bonito lo que has escrito de Agustín.

El Humilladero dijo...

feliz cumpleaños hermano...
Saludos