jueves, 12 de junio de 2008

El día más feliz de nuestras vidas...


Fue aquel día de Junio, en que madrugamos para unirnos a aquella marcha verde que cruzó Andalucía, y que nos depositó directamente en la Villa y Corte.
La ilusión nos podía al llegar a la Plaza Mayor y ver el Madrid de los Austrias con tintes verdiblancos, aún recuerdo aquellos abrazos de quienes sufridores de tantos domingos en Heliópolis nos veíamos en la capital de España, pero todo aquello era nada para lo que aún nos quedaba por vivir…
Como no olvidar aquellas copas antes del partido, aquellas copas, verdad compadre, rodeados de osasunistas que nos trataron como señores, aquellos brindis de que gane el mejor, que es nuestro Betis, y esos pamplonicas brindando por nuestro equipo, y aquel Gora Betis, que nos llegó al alma cual gora San Fermin, previo al chupinazo…
Pero que decir de la llegada del equipo, nunca vi más emoción en la llegada de un autobús, más banderas al viento, más bufandas ondeando y sobre todo más gente que se agolpaba al paso de aquella marcha verde… Y aún no había empezado el partido…
Llegó el partido de la emoción y el dramtismo, como es nuestro equipo, fiel a si mismo, y llegó el gol de Dani que nos hizo campeón de España, recuerdo los gritos que nos rompieron las gargantas, recuerdo los abrazos y los ojos de tantos niños como había en aquellas gradas, recuerdo tantas cosas, pero jamas olvidaré la llamada de quien tenía al lado con las lagrimas en los ojos a su mujer
-Niña, es el día más feliz de mi vida…
( y la otra, palangana, le colgó el teléfono…)
Otrosí: Esta entrada debió de salir publicada ayer, pero ayer eramos baja técnica...

5 comentarios:

1905 dijo...

La otra?
Palangana?
Sevillista joven. Sevillista. Del mejor equipo andaluz de todos los tiempos. Del equipo de las 4 , repito 4, copas, el de una liga, el de dos copas Uefa, el de una supercopa de Europa, el de una supercopa de España, el mejor equipo del mundo en los años 2006 y 2007.
El primer equipo de esta ciudad, que llevamos el orgullo de mantener su nombre S_E_V_I_L_L_A.
No no somos el equipo de la jarana triste y vergonzosa, de los que fuman por el ojo. de los que llevan un pan como si fuese un simpecado, de los de la vieja sorda,del del busto,y ya me dirá usted quien sabe mejor lo que es el orgullo de sentirse campeones, de Esapña y de Europa.
No se equivoque.
Ah se me olviaba, no vestimos a los perros (hugo) con nuestros colores. Nos daría verguenza.
Así que usted lo sufra en paz...

Moe de Triana dijo...

Que susceptibles nos ponemos con la caló miarma...

He de reconocer, aunque me cueste, que yo me alegré ese día de la victoría bética miarma, la cosa tiene su fundamento, por un lao no queria que ganara el Osasuna, y por otro, el hecho de ver dando botes y con las lágrimas saltás a mis amigos der Beti me lleno de felicidá, no se yo si eso seria bueno o malo...

¡Un saludasso!

Pepe Luis dijo...

Pero que susceptibles que andan algunos ¿No?
No va a ser esto de responder algo en lo que pretenda perder el tiempo, pero por una vez vamos a hacer la excepción.
Creo que en ningún momento le he faltado el respeto a nadie por este comentario. La cosa la he contado tal y como salió, es más a fuerzas de ser justos, debería de haber indicado que la pareja en cuestión una semana más tarde celebraría su primer aniversario de boda, pero veo que alguno de mis lectores ha podido molestarse.
Para que a algunos no les quede ninguna duda, sólo decir, que me he criado entre sevillistas, pues salvo mi padre, el resto de mi familia tira más para Nervión, y que incluso, para envidia de mis amigos sevillistas, he tenido la suerte de ver jugar en el Sánchez Pizjuán a jugadores históricos del sevillismo de finales de los 70 y primeros 80.
Mi padre me enseñó a respetar al Sevilla F.C. y a los sevillistas, por el simple hecho de que si les faltaba el respeto de tal o cual manera, también lo hacía hacia personas tan queridas por mi como mi abuelo o mis hermanos quienes tenían esa filiación blanca y roja.
Entiendo la rivalidad como algo propio de nosotros, y no admito importaciones de terceros que para congraciarse con uno, en un determinado momento y le falten el respeto al rival, pues por encima de todo está la Ciudad.
En su momento felicité a todos mis amigos palanganas tanto por la celebración del Centenario como por la consecución de sus últimos titulos, partiendo de la base de que un titulo de uno u otro equipo, es un bien para todos los que nos sentimos sevillanos, y hace algunos meses esta felicitación se la hice personalmente a quien rige los designios de dicho club.
Y por cierto, sobre los ejemplos, a veces hay que cuidar de las comparaciones, pues yo estoy harto de ver perros vestidos con los colores del equipo de Nervión y el escudo que en su dia diseñara Lafita en lugares más que insospechados.

Independientemente de todo lo anterior gracias por participar en mi blog.

Canónigo Alberico dijo...

recomendando un tranquimacid pa la peña, o un paseito por la taberna del Palangana Moe, donde un verderón como este Canónigo encuentra paz y sosiego, después de ver la retahila de 1905, menos mal que fundaron el Betis sino no sé enque se hubiera entretenio la criatura, jopé, tranquilidad hombre/muje, que esto es futbol y lo suyo es la güasa, por cierto prefiero a los que llevan panes al futbol, que a los que pegan palizas a guardias jurados de su mismo club, o tiran cuchillos al campo, y por cierto sin seguir por el camino de comparar que no me gusta, aqui hemos sido siempre unos verderones y otros palanganas no te ponga así hombre/muje que tampoco es pa tanto..

1905 dijo...

¿Ves como no puede ser Canónigo?
¿Hablamos del zotal, o prefieres los campos donde se intenta matar al rival a base de botellazos que dejan ojos partidos y craneos contusionados, o donde pegan monedazos al presidente contrario?
Siempre igual.
Esto no tiene remedio