miércoles, 15 de diciembre de 2010

Gordillo



Para quienes ya vamos teniendo una edad, su nombre nos trae los recuerdos de una camiseta rayada con un número 3, que es ya leyenda del balompié corriendo pegadita a la cal, en puro cante  grande de quejío y quiebro;  es la ilusión de una mañana de reyes esperando la vieja equitación de Meyba para correr con las medias bajas, -aunque nuestra camiseta, cosas de mi padre, llevara el 10 del Flaco Cardeñosa- como aquel nuestro ídolo de  la niñez, sobre el albero del campo de fútbol de nuestro colegio… aquel mismo lugar, donde una tarde nos firmó un autógrafo que guardamos casi como una reliquia sagrada de nuestro beticismo.
Él, superaba incluso a la eterna rivalidad de esta ciudad, pues en aquellos días no era raro ver a chiquillos corriendo detrás de un balón con la camiseta blanca del otro equipo pero con las medias bajas, signo eterno de la admiración de quienes imitaban a aquel futbolista sin importarles su perteneciera al otro conjunto, pues  por su forma de ser, sobrepasaba las rivalidades eternas que iban más allá del balón.
Hoy, aquel futbolista, que era espejo por su forma de ser de aquellas generaciones, es quien ha de presidir la institución histórica y centenaria del Real Betis Balompié, una institución maltratada por quienes presumían de su beticismo pero que tras la careta que ocultaba el dinero, jugaban con unos sentimientos que iban mucho más allá de las orillas de ese río del que un día tomó el nombre.
Hoy ese hombre admirado es quien tiene en su mano, el llevar al Betis y a los béticos hacia una libertad que no entiende de dueños y sí de sentimientos, hoy aquel futbolista de nuestra niñez es quien dirigirá sus destinos y como bético nos sentimos tranquilos porque en las manos de D. Rafael Gordillo y en las de su consejo de administración, gracias a la Jueza Mercedes Alaya, sólo podemos esperar beticismo.
Sabemos que vendrán zancadillas de todo tipo, pero estamos seguros, que saldrá airoso de todas ellas, como aquellas tardes en que de la grada salía, aquel grito unisono de:

...y no pueden con él, y no pueden con él!!!

3 comentarios:

Edward dijo...

...y no pueden con él, y no puedan con él!!

y que no puedan, como no podrán con nuestro Betis, que por fin parece respirar.

Los mitos, son lo mitos.

Un saludo

Dama dijo...

A mí me robó el corazón con nueve años y me lo devolvió a rayas verdes y blancas.
Pero lo que más me llama la atención es la de gente que me ha llamado felicitándome por el cargo, como si fuese yo misma la presidenta, y no es por nada más que pura admiración plena y absoluta de toda mi vida como bética.
Preciosas palabras, como siempre.

MARIN dijo...

Hola Pepe Luis. He llegado aquí a través del blog de Enrique Martín y creeme que me he llevado una gran sorpresa. He encontrado a alguien que tiene las mismas pasiones que yo: Los toros y mi Betis del alma. Además de ser vecinos.
A partir de ahora tienes un seguidor mas de Huelva. Estaremos atentos.
Creeme que para mi Rafael es el espejo mismo donde el Betis debe mirarse. Ahora si que podemos decir lo mismo que tu, que tenemos un Betis sin dueño. Un Betis al cual la cantera lo va a hacer subir de nuevo a primera. Un Betis LIBRE.
... y no podran con nosotros, y no podrán con nosotros !!!!
Un saludo.