sábado, 2 de mayo de 2009

Esplá


Dicen que al buen aficionado le entran muchos toreros en la cabeza y si hay un torero que en nuestra opinión, nos haya mostrado que el toreo es eterno y que no entiende de suertes antiguas ni de toreo contemporáneo, ha sido sin duda, Luis Francisco Esplá.
Un torero distinto, que por su forma de ser nunca nos ha dejado indiferentes, ya fuera en los ternos, que bien parecen sacados de las láminas de La Lidia, como por el conocimiento de los terrenos y de las suertes, que supo recuperar para demostrar que el toreo de ayer y el de hoy tienen total validez y al que desgraciadamente hemos visto menos veces de las que nos hubiera gustado, pues hace ya bastantes años, dieciocho en concreto, que no pisa el albero de la Maestranza.
Hoy se despide de la afición de Sevilla, ese torero distinto, al que siempre hemos admirado y disfrutado, excelente director de lidia, maestro de la tauromaquia, al que siempre recordaremos ante los Pedrajas de Guardiola el mal llamado Lunes de Resaca y al que hoy podremos despedir como se merece, éste que es, por derecho propio, un maestro de la tauromaquia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué pena el lote de Esplá en su despedida de nuestra Maestranza, con sólo un poquito más de suerte hubiéramos visto mucho.
En cualquier caso, su trayectoria y su tauromaquia ahí quedan.
Un saludo

Pepe Luis dijo...

Por favor, rogamos firmen los comentarios, de no ser así, nos reservamo el derecho a borrarlos.
Gracias.