jueves, 29 de octubre de 2009

Bernarda se llevó el compás


Dicen que te has ido poco a poco, mecida quizás por el compás de la bulería que tu voz ya no desgranaba porque le faltaba la compañía de tu hermanita Fernanda.
El aire caliente de estos días de octubre, lleva el son triste de las despedidas, y es que perdememos para siempre a las Niñas de Utrera, esas que nos enseñaron a paladear el compás de otros tiempos que ya no volverán, porque con ellas se fueron para siempre.
Vuestras voces, hoy se convierten en los mitos que tantas madrugadas desde la adolescencia, nos acompañan en nuestras horas de desvelos y así para siempre quedaran en nuestra alma el son de quienes fueron bandera del compás de nuestra tierra.

2 comentarios:

Zapateiro dijo...

Como ya comenté ayer, Utrera se ha quedado sin alma porque ya no están ni Bambino, ni Fernanda, ni Bernarda.

Descanse en paz.

dama dijo...

Cada vez se están creando más mitos.