lunes, 25 de febrero de 2013

Entre oraciones y besos


Alguien dijo una vez, que Paco Santiago era el digno de sucesor de ese maestro de la fotografía sevillana que es Jesús Martín Cartaya, y cada vez que la oportunidad lo requiere Paco, sin necesidad de dar codazos ni molestar tiene el don de crecerse y como quien no se da importancia, tiene el don de regalarnos joyas como esta que llaman a la reflexión.
Así el otro viernes, sin ir más lejos, en San Lorenzo nos sorprendió a todos con esta foto que llena ese vacío al que cada día parecen lanzarse, quienes sólo ven en esto el fin donde matar aficiones más o menos mundanas, ya fueren las de la música, las del deporte sacro o aquellas que confunden el mundo de las hermandades con juegos de politica, al más puro estilo de Maquiavelo y el Príncipe. 
El otro día, la cámara de Paco supo ver todo lo que entre ese bosque se esconde y encontrar esa devoción sincera de quienes se aferran a sus devociones como el clavo ardiendo donde asirse cuando la vida da esos reveses, ay, que lastiman el alma y hacen quebrar las sonrisas más risueñas de San Lorenzo.
Esa es la Semana Santa que algunos no quieren ver, porque se encierran en las polémicas mundanas, ahí está la realidad de quienes se acercan a sus imágenes sabedores de la unción de lo que ellas representan, porque un besamanos no es un taller de fotografía ni un lugar de tertulia, sino la posibilidad tangible de agarrarse a Dios con las dos manos y pedir por tantas cosas, que desgraciadamente no están en manos de gestores, comisarios ni de hermanos mayores ni menores... 
Ahí está la realidad de lo que la oración pide, la que todo se basa en la devoción sincera y que se depositó como ofrenda de vida, besando y poniéndose en las manos a la par humildes y poderosas del Señor ante Anás en San Lorenzo.

Fotografía: Francisco Santiago

7 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pepe Luis dijo...

Nota del autor: Los comentarios anónimos no tienen cabida en este blog.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Desgraciadamente los besamanos y besapiés han perdido mucho en los últimos años.
Es más importante el ego del cofrade, sintiéndose dueño y señor, que la verdadera devoción a las Imágenes.
Saludos

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pepe Luis dijo...

Nota del autor: Insistimos los comentarios anónimos no tienen cabida en este blog.

Anónimo dijo...

Hijo que bonito lo que has escrito. Me lo ha dicho un amigo tuyo que lo leyera. Y es precioso. Yo me llamo Pepi Montero, tia de Manolo Garcia, que te conoce mucho. Como soy devota del Dulce Nombre me recomendó leer eate articulo. Y es una maravilla, hijo sigue asi, qeu Dios te bentiga. Pepita Montero

Sonia dijo...

Hola, me llamo Sonia y estuve leyendo algunos de tus posts, ya que necesitaba complementar un trabajo sobre los santos y su pasión, asi como también sobre algunas cofradias; muy buen blog. Te comento que soy administradora de un directorio web y me encantaría contar con tu sitio web en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes ingresen a tu web también.

Si estás de acuerdo con la idea, házmelo saber.

Sonia
pixel_snm@yahoo.es